Nuestro símbolo

El Dr. Vicente Sarubbi Zaldivar, Doctor en Filosofía por la Universidad de Bielefeld, Alemania, fue junto con otros, uno de los pioneros y en especial para crear el símbolo de EDAN.

La idea era buscar uno que reflejara la colaboración y la pasión que se vivía como equipo en el CAES, desde la primera idea de concepción de la Escuela.

Así, como docentes que siempre fueron y son algunos de sus fundadores, se obtiene el logo de un famoso ejercicio que se utilizaba y se utiliza llamado el "Juego de Mudos". Este ejercicio- juego tiene por objetivo proyectar situaciones de aprendizaje, en la cual se muestra como la colaboración y la sinergia que se logra en un equipo bien constituido es capaz de llevarnos a los mayores éxitos, desterrando el individualismo y la competencia inútil en un grupo que posee los mismos objetivos, necesidades e inquietudes.

En el ejercicio, los equipos no pueden armar cuadrados perfectos por que todos tienen entre sus múltiples piezas, los pedazos que se necesitan para armarlo. Si no colaboran entre si no se puede lograr el objetivo.

Eso es EDAN, una institución que busca colaborar con el desarrollo de los profesionales, en un contexto de valores genuinos de servicio y calidad en lo que hacemos.

El color del cuadrado es bordeaux, es decir una mezcla de rojo y azul. Según Max Luscher en su test de los colores. Paidos 1990, refleja la "identificación" es una "especie de unión mística, un alto grado de unión sensible que lleva a la completa fusión entre sujeto y objeto, de modo que lo que se piensa y desea debe convertirse en realidad".

Aunque no fue totalmente la explicación de Luscher lo que determino seleccionar el color de EDAN, si, tuvo que ver, con la unión e identificación que existía entre los fundadores y porque ese color reflejaba la seriedad, la intelectualidad, los valores sociales y espirituales, lejos de las ideas netamente de fachada, de solo formas, figuras o de un espíritu netamente comercial.

A lo largo de su trayectoria de más 26 años la EDAN ha seguido la senda de los valores tales como la honestidad en el servicio, la seriedad en el ámbito de sus practicas educativas, contenidos sólidos, rigurosidad académica, profesores bien formados, horas reglamentarias conforme a parámetros regionales del MERCOSUR, pero, sin lugar a dudas, en un entorno muy cambiante y competitivo que obliga a ajustes y redefiniciones constantes en relación a nuestra actividad.